Estado

Joven veracruzano fue elegido para misión espacial; busca fondos

Joven veracruzano fue elegido para misión espacial; busca fondos
Por Nayra Rivera | Jueves, Agosto 19, 2021 |
El joven originario del Farallón sería la persona más joven en participar en una misión análoga en Polonia

Veracruz, Ver.- Diego tiene 21 años y está cerca de cumplir el sueño que todos tuvimos alguna vez: ser astronauta y conocer el espacio. En menos de dos semanas podría estar en Polonia realizando una misión espacial análoga con científicos de otras partes del mundo, siendo él, un chico originario de el Farallón, en el estado de Veracruz, el más joven en lograrlo.

La misión a la que quiere llegar se desarrollará en la tierra, se trata de la antesala que cruza todo astronauta que va al espacio. Allí aprenderá cómo sobrevivir en el lugar más hostil para la vida del que se tenga conocimiento.

Se trata de la misión espacial análoga de la LunAres Research Station, en Pila, Polonia que inicia el 30 de agosto de manera oficial y tendrá lugar en un viejo hangar utilizado por bombarderos en la Segunda Guerra Mundial.

Conoce a los 5 niños veracruzanos más destacados en la actualidad
Más del tema...
Conoce a los 5 niños veracruzanos más destacados en la actualidad

La simulación es muy estricta y apegada a la experiencia real de estar en el espacio, esto lo sabe de la boca de Luz Miranda Atilano Herrera, originaria de Naranjos, Veracruz, quién acaba de volver de la misión HECATE con el cargo de Biolab Officer en la misma estación a la que irá Diego.

La fecha es cercana pero el final del camino aún se ve lejos: para lograr llegar a la misión espacial aún le falta reunir casi 100 mil pesos.

Este dinero le permitirá también sumarse a otro programa en el que fue aceptado, se trata del International Air and Space Program 2021 que se llevará a cabo en el U.S. Space & Rocket Center de la NASA a mediados de noviembre de este año.

Está en la recta final de una aventura que inició en el 2006 o 2007, cuando a sus pequeñas manos llegó la popular revista científica de marco amarillo, NatGeo. Entre las páginas ya gastadas de una edición de la década de 1990 había una sección dedicada al aterrizaje de un robot en Marte y tenía tecnología 3D.

"Quiero verlo con mis propios ojos", dijo entonces Diego. Antes había visto en enciclopedias algunas imágenes relativas al sistema solar y las galaxias. Sus padres, ingenieros de la nucleoeléctrica Laguna Verde, impulsaron desde pequeño la pasión de Diego por la ciencia.

Ver esta publicación en InstagramUna publicación compartida por Diego Pérez Reyes (@astrodiegoperez)

Lo que más le intriga sobre el espacio son todos los misterios y las posibilidades que aloja, le motiva lo que pueda descubrir por su cuenta.

Desde muy pequeño se volvió autodidacta; los libros y los documentales formaban parte de su rutina diaria; de los videojuegos aprendió que le gustaba explorar mundos y vivir su propia aventura.

Ahora, como adulto joven, se encuentra becado en el Instituto Tecnológico Autónomo de México cursando dos carreras: Ingeniería Mecatrónica e Ingeniería en Computación. Además, es aficionado de la astrofotografía y comparte sus tomas en redes sociales.

¿Ya sabes qué actividades harás dentro de la misión análoga? "Aún no lo sé, pero es muy muy probable que mi rol sea el de ingeniero", dice Diego y en su voz se nota la emoción de poder estar ahí.

Lo que sí sabe que hará son actividades extravehiculares: saldrán a explorar un terreno muy similar a la luna (o marte) según la misión. El lugar tiene las características exactas del satélite natural o del planeta rojo.

Otra cosa que está seguro que hará es probar la comida espacial. Diego contó que hay un menú amplio de comida "congelada en seco": indú, mexicana, italiana. Estos platillos son deshidratados en su totalidad y colocados en recipientes especiales, durante la misión se prepararán con agua.

El dinero que necesita reunir es para los insumos y trámites, pues la investigación se realiza sin fines de lucro y todos los materiales, al ser tan especializados, son de un alto costo.

El día se acerca y la suma aun parece grande, cuestionado sobre qué pasaría si no logra reunir la cantidad y por ende, no asistir a la misión, Diego se dice preparado para cualquier resultado.

"Lo que más me impactará es todo lo que haga por lograrlo, más allá de que lo haga o no. Al final aprenderé muchas cosas, me preocupa no hacerlo, pero no lo suficiente para rendirme".

Diego Pérez Reyes fue aceptado justo cuando cumplió 21 años de edad, la edad mínima para ser aceptado en este tipo de proyectos. La solicitud fue enviada cuando aún no cumplía con este requisito y la espera de una respuesta -alrededor de dos meses- fue lo más tortuoso para él.

La noticia llegó casi como regalo de cumpleaños 21, esto lo convierte en la persona más joven en ser elegida en este proyecto y -si todo sale bien- la más joven en lograrlo.

Tras cumplir con toda la serie de trámites y pruebas, dónde incluso su dieta es relevante, Diego fue cuestionado sobre sus intenciones como investigador aeronáutico.

El joven de 21 años dice que desea ir a la misión análoga para poder aprender en el extranjero temas que son muy poco conocidos en México, ayudaría a importar conocimiento, pues sabe que las ciencias astronáuticas pueden aportar mucho a las personas, como las suelas antiderrapantes, desarrolladas en las primeras misiones al espacio y que ahora forman parte de nuestro calzado.

Específicamente, su misión está enfocada en estudiar cómo el aislamiento prolongado afecta a las personas, investigación que colaboraría a mejorar las condiciones tanto físicas como mentales de quienes se han tenido que aislar durante la pandemia por covid-19.

El proyecto en el que estará involucrado durante noviembre le permitirá estudiar una clase de nubes que les aportarán información importante sobre el desgaste atmosférico derivado de los efectos del cambio climático, tema que ocupa a todas y todos los que vivimos en el planeta Tierra.

¿Qué piensas acerca de que el espacio debería ser para todos? Fue la pregunta final que le hicieron a Diego para ser aceptado y él respondió:

"Pienso que sí, debería ser para todos, así como la tierra lo es. El cambio climático algún día nos podría orillar a tener que huir del planeta, por lo que privar de esas oportunidades a algunas personas me parece inhumano".

Cuestionado el joven científico acerca de si solicitó apoyo al gobierno mencionó que se dirigió al Ayuntamiento de Veracruz, dirigido por Fernando Yunes Márquez y al Ayuntamiento de Actopan, dirigido ahora por Nayeli Toral Ruíz

Ambos ayuntamientos no dieron respuesta positiva, sin embargo, fueron observados por el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) por daño patrimonial, el Puerto por 34 millones 269 mil 538 pesos y Actopan con 7 millones 324 mil 766 pesos.

Escribió a la Agencia Espacial Mexicana para pedir apoyo, pero tampoco le han respondido.

En la plataforma Inxair, una herramienta de crowdfunding de donación, Diego colgó su proyecto y su historia; ahí mismo se pueden realizar donaciones y recibir una recompensa por ello.

Sí quieres apoyarlo, da click aquí: https://www.inixar.com/proyectos/ayuda-a-joven-mexicano-a-ser-el-astronauta-analogo-mas-joven )

También puedes leer contenido acerca de...

Visitas: 385