Estado

Vivimos un infierno: Padre de July, detenida por homicidio de rectora

Vivimos un infierno: Padre de July, detenida por homicidio de rectora
Por Ángel Cortés Romero | Lunes, Febrero 28, 2022 |
July fue detenida el 6 de noviembre de 2020 acusada del homicidio de la rectora de la Universidad Popular Autónoma de Valladolid

"No seas pendejo, ya la mataste, revívela, pendejo, porque la quieren viva, no la quieren muerta", habría gritado un policía ministerial de Veracruz.

July escuchaba aturdida los gritos de oficial que intentaba reanimarla. "No te hagas pendeja", le gritaba. Entre otros más le habían dado toques eléctricos y golpes en las costillas hasta desmayarla. Faltaba una hora para que los agentes la presentaran ante el juez Marco Antonio Rodríguez Lobato.

Fueron los últimos momentos de una tortura que duró toda una noche, desde que policías ministeriales de Veracruz la trasladaron desde la Ciudad de México al penal de Pacho Viejo, donde está presa acusada del homicidio de Guadalupe Martínez Aguilar, rectora de la Universidad de Valladolid, ubicada en Xalapa, según quedó narrado en la recomendación que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

imagen placeholder

July fue torturada: Brujas del Mar piden al gobernador acatar a CNDH
Más del tema...
July fue torturada: Brujas del Mar piden al gobernador acatar a CNDH

De acuerdo con la recomendación 51VG/2022 que la CNDH dirigió al gobernador Cuitláhuac García y a la fiscal de Veracruz, Verónica Hernández Giadáns, la joven originaria de la Ciudad de México fue torturada y abusada sexualmente por policías ministeriales veracruzanos.

A partir de ese 6 de noviembre de 2020 la vida cambió por completo para la familia Flores Garfias. Un año después la historia se repitió con Alberto, el hermano de July, quien también permanece preso en Pacho Viejo, acusado del mismo homicidio.

imagen placeholder

"Estamos viviendo un verdadero infierno, hemos sido marginados, nos cambiaron la vida totalmente, hemos perdido todo por una injusticia que mis hijos no cometieron", dijo Martín Flores López, padre de ambos jóvenes, en entrevista con La Silla Rota Veracruz.

Fiscales de Veracruz abusaron sexualmente de detenida: CNDH
Más del tema...
Fiscales de Veracruz abusaron sexualmente de detenida: CNDH

Martín Flores y su esposa Etelvina Garfias ven a sus hijos cada que pueden, a veces cada dos o tres meses. Aunque quisieran, el dinero no les da para visitarlos más seguido en Pacho Viejo. De las llamadas ni hablar, son esporádicas y muy cortas, pues adentro de la cárcel cuestan un dineral.

La detención de July y Alberto sumió en la ruina a sus familiares. Lo perdieron todo, desde la tranquilidad hasta el sueño de comprar una casa, para abandonar la conserjería de la escuela donde su esposa trabaja de intendente y que durante años fue su casa.

imagen placeholder

"Todos los ahorros que teníamos se fueron, hemos vendido hasta lo que no teníamos, ya lo vendimos, me he estado endrogando, pidiendo por aquí, pidiendo por allá, no tenemos entradas de otra manera", narró.

De acuerdo con lo narrado en la relatoría de la CNDH, tras la detención de Alberto, los padres de familia de la Escuela Primaria "María Luisa Ross", ubicada en la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, pidieron a la Secretaría de Educación Pública (SEP), que los Flores Garfias se salieran de la conserjería donde habitan.

Las autoridades educativas exigieron a la familia que abandonara la escuela a más tardar el viernes 25 de febrero. No hubo más plazo pese a que Martín pidió otros 15 días.

El viernes la familia se partió en dos. Martín se fue a rentar dos departamentos chicos junto con su hijo Abraham Moisés y se llevó a los hijos de Alberto con él. Su esposa, Etelvina, se fue a otro lugar con su hija Jazmín y los hijos de July.

La familia deberá pagar ocho mil 500 pesos mensuales por los tres departamentos. No los aceptaron a todos juntos en un solo lugar, pues son muchas, y sus muebles se encuentran dispersas en casas de familiares.

"Bájate hija de la...", una detención violenta

Días antes del 6 de noviembre de 2020, July fue contactada por Facebook por unas personas que le pidieron un presupuesto para una comida, pues hasta antes de su detención se dedicaba a vender birria, pozole, antojitos, entre otros platillos. Todo lo anunciaba en sus redes sociales.

Las personas la citaron para esa fecha a unas cuadras de su domicilio, en la alcaldía Álvaro Obregón de la Ciudad de México para entregarle un anticipo. July acudió a la cita junto con su esposo Erick y sus dos hijos, de 11 y siete años, a bordo de un automóvil que rentaba para dar servicio de Uber.

July manejaba cuando un automóvil blanco de vidrios polarizados y sin placas, escoltado por otros dos vehículos, le cerró al paso, relató su papá. Los ministeriales fueron hacia ella.

imagen placeholder

"Bájate, hija de la chingada, hasta aquí llegaste, ahorita te va a cargar la verga", le dijeron.

Martín Flores declaró que su hija pidió una explicación a los ministeriales. Un hombre y una mujer la bajaron de la camioneta jalándola del pelo, con insultos, sin mostrarle nunca una orden de aprehensión ni leerle sus derechos.

"Tú no te metas, hijo de la chingada, porque también a ti te va cargar la verga", le dijeron a su esposo, quien pensó que se trataba de un secuestro.

Un ministerial lo sacó del trance. A su esposa se la llevarían a Veracruz. Pero hubo parada previa: la Fiscalía Antisecuestro, de Azcapotzalco, a donde el convoy tomó rumbo llevándose a July mientras Erick no sabía qué responder a las preguntas de sus hijos.

Erick avisó inmediatamente a su suegro que unos hombres se llevaron a July a la fiscalía de Azcapotzalco. Allá fueron, pero nada pudieron hacer. Un abogado les confirmó que su hija estaba acusada del homicidio de una rectora en Veracruz.

Si acaso los dejaron verla cinco minutos antes de que los ministeriales la trasladaran hasta el penal de Pacho Viejo, en Coatepec, recordó Martín Flores.

Aquel 6 de noviembre, las autoridades de Veracruz también reportaron la detención de Enrique N. Martín Flores niega que su hija tenga relación con el también imputado.

Ministeriales de Veracruz habrían violado y torturado a July

El convoy de policías ministeriales adscritos a la FGE de Veracruz salió de la Fiscalía Antisecuestro de Azcapotzalco con dirección al penal de Pacho Viejo, ubicado a 24 minutos de Xalapa, aproximadamente a las 11:30 de la noche, según Martín Flores.

"Dice que cuando salió de aquí de la autopista, ya pasando Chalco, fue cuando empezó su tortura. Nos comentó mi hija que ahí fue cuando la empezaron a golpear", expuso,

July relató a sus familiares que los ministeriales la golpeaban en las costillas mientras la amenazaban con matar a sus hijos si no confesaba el asesinato de María Guadalupe Martínez Aguilar. Nunca le tocaron la cara, pero le asestaban palmadas en la cabeza.

"Ahora sí, hija de tu pinche madre, vas a hablar porque si no te va a cargar tu pinche madre, y si no hablas ya tenemos ubicados a tus hijos, a tu esposo, a tus papás y a tus hermanos, y si no hablas vas a ver ahorita cómo voy a dar la orden para que los maten, para que les corten las cabezas y me las manden para enseñártelos", le decían.

July respondía: "Pero de qué quieren que yo les hable, qué quieren que yo les diga si no sé ni por qué me están deteniendo".

Cuando llegaron a Puebla, los policías cambiaron a July de vehículo. La subieron a una camioneta en la que continuaron el camino a Veracruz.

"Dice que le hicieron de todo, que le arrancaron su sostén, le bajaron su pantaleta, le metieron los dedos y le estaban rasgando por dentro, le decían que hablara y que hablara, que mi hija igual no sabía nada y pues más se enfurecían", afirmó Martín.

Harta de la tortura, July increpó a uno de los ministeriales: "Ya estuvo, ya déjame ¿qué no tienes hijas? ¿no tienes madre? ¿te gustaría que, a una de tus hijas, a tu madre, a tu esposa le hagan esto?

"Hija de tu pinche madre, con mi familia no te vas a meter", contestó el policía enfurecido. Después dio una orden falsa para que mataran a sus hijos.

De acuerdo con Martín Flores, su hija y el convoy de ministeriales llegaron a Pacho Viejo alrededor de las ocho de la mañana, después de nueve horas de viaje. En ese tiempo los policías habrían torturado y agredido sexualmente a July.

El hombre, quien viaja cada cierto tiempo desde la Ciudad de México hasta el penal de Pacho Viejo, sabe ahora que el trayecto sólo dura cuatro horas y media. La herramienta de Google Maps indica que la distancia por la autopista 140 D es de 330.3 kilómetros, que equivalen a cuatro horas con 49 minutos en tiempo.

Martín aseveró que los ministeriales continuaron torturando a July dentro del penal. Los policías, dijo, le colocaron unas vendas alrededor de las costillas para golpearla y le dieron toques eléctricos en la vagina y en los pechos. July aún tiene rastros de las laceraciones.

La joven no pudo resistir más, se desmayó. Solo recuerda las voces de ministeriales que discutían y a uno de ellos dándole respiración de boca a boca para reanimarla, Así, bajo tortura y amenazas, la habrían hecho firmar varias hojas: la confesión de su responsabilidad en el homicidio del que se le acusa.

Antes de que fuera presentada con el juez, July fue atendida por un médico legista. Le pidió que la ayudara, pero el médico se negó. No solo eso, también habría omitido sus lesiones.

El abogado de oficio que pusieron a disposición de July también se dio cuenta de la tortura, pero le dijo que mejor se quedara callada o le podría ir peor.

Alberto vivió la misma tortura que su hermana

A más de 300 kilómetros de distancia, desde Xalapa hasta la alcaldía Álvaro Obregón de la Ciudad de México, sonó el teléfono. Martín contestó, era su abogado, Rodolfo René Paratte Corona, quien tomó el caso de su hija July en enero de 2021.

"Oiga ¿qué es de usted Alberto que vive en Cancún?", fue lo primero que dijo el abogado.

Martín negó que conociera a alguna persona con el mismo nombre que viviera en Cancún. Sólo conocía a un Alberto y era su hijo.

imagen placeholder

"Ah, pues ya me lo andan investigando, necesito saber qué hizo ese día. Dígale a su hijo que tenga mucho cuidado, que, si no puede salir ahorita que no salga, porque ya están haciendo cacería de brujas", contestó Rodolfo René Paratte.

Martín llegó por la tarde a su casa, aún con la angustia por lo que su abogado le dijo. Le pidió a Alberto que se encerrara unos días y entregara el carro que usaba para dar servicio de Uber, como lo hacía July. Ya veremos qué hacemos, le dijo.

Unos meses después, el 10 de noviembre de 2021, Alberto fue detenido por presuntos elementos ministeriales del la Fiscalía General del Estado que, según un dictamen victimológico, lo torturaron desde la detención en la Ciudad de México hasta su traslado al penal de Pacho Viejo, en Coatepec.

imagen placeholder

El dictamen victimológico fue realizado por Lol-Ha Pérez Landa, licenciada en Criminología y Criminalística por la Universidad Popular Autónoma de México, con cédula profesional 8223310, certificada como perito por el Poder Judicial del Estado de Veracruz, con el folio SREP-0045-PJEV2021.

De acuerdo con la entrevista que la perito realizó a Alberto, el joven se encontraba en su domicilio en la alcaldía Álvaro Obregón, en CMX, a las 12:15 pm del 10 de noviembre de 2021, cuando su madre le avisó que lo buscaban dos mujeres para darle un apoyo, pues es papá soltero.

Alberto salió a recibirlas y las hizo pasar a su casa sin que previamente ninguna de ellas se identificara. Una de ellas, dijo a la perito, portaba un chaleco "como cafecito y decía servidor de la nación". A la misma mujer se le observa en uno de los vídeos que familiares del joven grabaron al momento de su detención.

imagen placeholder

La mujer que presuntamente ingresó al domicilio de Alberto vestía un pantalón de mezclilla, una sudadera rosada y portaba una bolsa negra y un chaleco idéntico al que utilizan trabajadores de la Secretaría del Bienestar, conocidos como servidores de la nación.

Después de que las mujeres entraron a su casa, Alberto relató que lo hicieron llenar unos formularios con el argumento de que le darían una ayuda económica y una despensa. También le pidieron un comprobante de domicilio, pero no lo tenía.

"Cuando estaba dando los datos estaba entrando mi hija la mayor, quien tiene 9 años, y le pedí de favor que me pasara mi teléfono y mi cartera, porque iba a salir a pagar unas copias", cita el dictamen victimológico.

Según el joven, apenas salió a la calle cuando le salieron al paso cuatro personas que lo sometieron por el cuello y lo tiraron al piso. Comenzaron a golpearlo y le pusieron las esposas. Como habría pasado durante la detención de July, no se identificaron.

"Pensé que me querían secuestrar, ya después me percaté que esas dos mujeres sólo me querían sacar de mi domicilio para que me pudieran detener y quiero mencionar que en todo momento fue con lujo de violencia", dijo.

Afuera se armó una riña entre los familiares de Alberto y los ministeriales. Era la hora de salida en la escuela donde vivían, por lo que los padres de familia intentaron frenar su detención, pero finalmente los policías se lo llevaron en un automóvil color blanco a la fiscalía central de la Ciudad de México.

El joven narró que hasta que estuvo ahí le mostraron una hoja que decía la razón por la que lo detuvieron. Después lo subieron a golpes a un vehículo blanco, un policía le apretó los genitales. Recordó entonces que había dos hombres ahí y una de las mujeres que habría ingresado a su casa.

"Vas a valer v..., tenemos cinco horas para divertirnos contigo, hijo de tu puta madre, puñetas, ahorita vas a hablar y si no quieres hablar, te vamos a echar a los tiburones, nosotros no nos andamos con rodeos", aseguró que le dijeron dos ministeriales veracruzanos que se le acercaron.

Después de los trámites en la fiscalía central de la Ciudad de México, donde finalmente le mostraron una orden de aprehensión, los ministeriales sacaron para llevarlo hasta otro vehículo en el que lo trasladaron a Veracruz. Su madre subió al auto, atemorizada de que le ocurriera lo mismo que a July.

"La bajaron en Río Dr. de la Loza y Dr. Bertis, la bajaron de forma violenta, la aventaron a la banqueta y gritaron ´¡ya vámonos, vámonos!", afirmó Alberto.

Ahí fue cuando empezaron a torturarlo, aseveró Alberto. El ministerial al mando sacó su pistola, le pegaba con la chaca. En un momento lo encañonó y apuntó dentro de su boca. "Sólo hay que esperar a salir de la ciudad para empezar", dijo.

"Pásame la de 220", empezaron a electrocutarlo, mencionó. Las descargas fueron en el pecho, la cara, las piernas y, con más saña, en sus genitales.

imagen placeholder

Alberto aseveró que el trato siempre fue hostil. Lo desnudaron. "Dale en los huevos, quémale los huevos", gritaban los ministeriales. Así lo obligaron a hacer una confesión falsa, denunció.

"Ya después me levantaron y me dijeron que agarra mis chingaderas y que me vistiera; yo por miedo di todos los datos, pasé con una doctora, vi que ella puso todo lo que vio y que después como que la obligaron a que cambiara todo, no lo que vio, hizo un certificado falso, nada que ver con lo que era en realidad, creo que llegue aquí al penal como a las tres o cuatro de la mañana del día 11", cita el dictamen.

Según el dictamen victimológico, Alberto presentó lesiones que tardarían más de 15 días en sanar, un estado de ansiedad alto, temor, constante estado de alerta y tensión.

Al dictamen se anexó un documento que contiene una serie de fotografías en las que se muestran signos de las lesiones que presentó Alberto.

El asesinato de una rectora en Veracruz, lo que inició todo

La mañana del 29 de junio de 2020, el cuerpo de María Guadalupe Martínez Aguilar quedó tendido boca abajo cerca de la entrada de su casa, ubicada en el fraccionamiento Bugambilias, en el municipio de Emiliano Zapara, a 33 kilómetros de Xalapa, la capital del estado de Veracruz.

Un par de hombres entró a la casa de la rectora de la Universidad de Valladolid mientras otro más se quedó en la puerta. Le dieron dos disparos en la cabeza y después huyeron a bordo de una camioneta blanca que conducía una mujer, según consta en la carpeta de investigación 294/2020 que abrió la Fiscalía General del Estado (FGE).

Datos de la carpeta de investigación revelan también que la conductora del vehículo, un Honda City blanco modelo 2018 con placas de la Ciudad de México, entro a una tienda de conveniencia a comprar una cinta canela.

imagen placeholder

Pese a que la mujer que aparece en el vídeo no tiene tatuajes en los brazos, a diferencia de July, la FGE de Veracruz asegura que la imagen pertenece a la joven.

El automóvil era el mismo que unos meses antes July Raquel comenzó a rentarle a E. R. G. para trabajar como conductora de Uber en la capital del país. Era una forma de ayudar a su papá, Martín, quien se dedica a la jardinería. La pandemia de la covid-19 los había lastimado económicamente.

"Exactamente el día que pasaron los hechos, mi hija no traía el carro. Ella lo tuvo hasta el mes de julio que se lo volvió a entregar esta persona", manifestó Martín.

De acuerdo con Martín Flores, en ese momento el carro estaba en posesión de su dueño, E. R. G., quien cada cierto tiempo le pedía la camioneta a July para hacerle revisiones y darle mantenimiento.

Las placas del vehículo llevaron a los investigadores de la FGE de Veracruz hasta E. R. G., quien le entregó a los ministeriales un contrato en el que se presume que July le compró la camioneta en 190 mil pesos el 20 de diciembre de 2019.

Datos de la Secretaría de Movilidad de México demuestran que E. R. G. aparecía como el dueño de la unidad cuando los ministeriales lo entrevistaron el 30 de julio de 2020. Además, la firma de July habría sido falsificada en el contrato de compra-venta que el hombre presentó.

Según el hombre, el día del asesinato de María Guadalupe Martínez Aguilar, su hija July lo acompañó a trabajar a un jardín de niños ubicado en el municipio de Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México.

Karla N, la dueña del kínder, quien es esposa de Armando Bautista Gómez, diputado local del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Estado de México, declaró a las autoridades veracruzanas que ese día se comunicó temprano con July a través de WhatsApp.

"Tenemos las pruebas e incluso la señora fue personalmente, viajó hasta el estado de allá, de Veracruz, para constatar que mi hija siempre estuvo ahí con ella", aseguró Martín.

Sobre aquel día, existe una fotografía que la dueña del jardín de niños tomó a una pecera que se encontraba en la escuela. Una mujer, quien presuntamente es July, aparece agachada en la parte posterior, con unas palas al lado.

En el caso de Alberto, Martín Flores aseguró que el 29 de junio de 2020 su hijo faltó a trabajar. Tenía algo de resaca pues el festejo de su cumpleaños número 30 se extendió todo el fin de semana previo, por lo que ese día salió con un amigo a tomarse a unas cervezas.

Su novia se comunicó con él aquella mañana y le pidió que dejara de tomar, que regresara a la casa. Alberto, en cambio, le pidió que no se preocupara porque no estaba haciendo nada malo. Estaba a 10 minutos de su domicilio.

Gobernador rechaza recomendación de Derechos Humanos

El gobernador Cuitláhuac García se niega a atender la recomendación no. 51 VG/2022 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), sobre el caso de actos de tortura y agresión sexual que policías ministeriales de Veracruz habrían cometido en contra de July N.

De acuerdo con la recomendación, emitida el pasado 31 de enero en la Ciudad de México, los policías ministeriales usaron técnicas ilegales para obligar a July a confesar el asesinato de la rectora veracruzana, Guadalupe Martínez Aguilar.

Además, Derechos Humanos acreditó que los elementos adscritos a la fiscalía estatal de Veracruz utilizaron su cuerpo y sexualidad para realizar actos que le causaron afectaciones graves a la víctima.

La recomendación de la CNDH surgió a raíz de la queja que Etelvina Garfias, madre de July, presentó ante la comisión el 17 de noviembre de 2020.

Tras aplicarle el Protocolo de Estambul a July y acreditar la tortura a la que fue sometida, la CNDH solicitó a Cuitláhuac García incluir a la joven en el Registro Estatal de Víctimas y evaluar si existen otras víctimas indirectas del caso.

La CNDH recomendó que las víctimas reciban una reparación integral del daño y se investigue la responsabilidad de los servidores públicos que participaron en los hechos.

En la recomendación también se solicita que el Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM) y la CEDH impartan cursos de capacitación y sensibilización del personal médico, de enfermería y en psicología del penal de Pacho Viejo.

De haber aceptado la solicitud de la CNDH, Cuitláhuac García también debería ordenar que se instruya a los titulares de los centros penitenciarios de Veracruz donde haya mujeres privadas de la libertad que sea personal femenino el que las valore.

A la fiscal Verónica Hernández Giadáns se le solicitó reparar integralmente el daño causado a la víctima y hasta una compensación justa, así como su colaboración en las denuncias y quejas que se presenten para deslindar responsabilidades.

También debería actualizar el protocolo de diligencias básicas a seguir por los elementos ministeriales en la investigación de delitos contra la libertad, la seguridad sexual, contra la familia, de violencia de género y feminicidio.

En una primera reacción sobre la solicitud de la CNDH, Cuitláhuac García declaró el pasado 15 de febrero que ni la fiscalía ni la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado participaron en la detención de July.

"Se está analizando, es extraño que se nos señale a nosotros porque la detención no la hicimos nosotros ni tampoco la Fiscalía General del Estado, ni tampoco la Secretaría de Seguridad Pública", indicó.

Cuitláhuac García volvió a ser cuestionado por la recomendación, esta vez por los actos del médico legista del penal de Pacho Viejo, quien habría omitido atender a July, sin embargo, el gobernador se reservó sus comentarios.

"No quiero hablar, porque yo siento ahí que hay alguien quien está mintiendo. Me van a decir ´ay, está revictimizando´ (...) la víctima fue la rectora, para que quede claro: Yo como lo he dicho, yo me pongo del lado de las víctimas, y presuntos responsables pues que a su derecho procedan", expresó.

La fiscal Verónica Hernández Giadáns también negó el pasado 24 de febrero que los elementos ministeriales de la FGE hayan violado los derechos humanos de July.

Un día después, Cuitláhuac García sentenció que su gobierno no acatará las recomendaciones por la presunta tortura y violación sexual de July N, pues consideró que los argumentos de la CNDH, a cargo de Rosario Ibarra Piedra, son insuficientes.

La Silla Rota Veracruz solicitó una postura a la CDNH el pasado miércoles 23 de febrero sobre las declaraciones que realizó el gobernador Cuitláhuac García en torno a la recomendación 51 VG/2022.

En la contestación, Derechos Humanos expresa que al emitir la recomendación busca que la víctima además de acceder a una reparación integral del daño por las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en su agravio, se le proteja y garantice su derecho de acceso a la justica.

La CNDH hizo pública su postura este lunes 28 de febrero y agregó que lamenta las declaraciones de Cuitláhuac García, a las que calificó como estigmatizantes y sin perspectiva de género.

El organismo asegura que las autoridades veracruzanas involucradas en la recomendación deben atender las acciones necesarias para que las conductas que dañaron a July no se repitan.

imagen placeholder

"Esto, toda vez que la situación jurídica de la víctima está siendo conocida por la autoridad jurisdiccional competente y, conforme al principio de presunción de inocencia, no debe criminalizarse a ninguna persona sobre su posible comisión en hechos con apariencia de delito sino hasta que reciba una sentencia", cita la postura de la CNDH.

Martín Flores Garfias opinó que las declaraciones de Cuitláhuac García son equivocadas, pues desconoce que la defensa de sus hijos July y Alberto tienen pruebas de que los ministeriales veracruzanos los torturaron durante ambas detenciones registradas con un año de diferencia.

"Está mal el señor, aquí hemos hablado siempre con la verdad, que quiera tapar él las tonterías que hacen, esa es otra cosa, que quieran deslindarse, que quieran tapar, que ya se quieran salir por la derecha es muy fácil", dijo.

El abogado de ambos jóvenes, René Rodolfo Paratte Corona, informó en entrevista con La Silla Rota Veracruz que actualmente hay dos amparos en revisión que, de ser resueltos a favor de July y Alberto, provocaría que enfrente sus respectivos procesos penales en libertad.

FP

También puedes leer contenido acerca de...

Visitas: 989