Veracruz

Zoológico de Veracruz: reabre 2 años después y con historial oscuro

Zoológico de Veracruz: reabre 2 años después y con historial oscuro
Por Inés Tabal G. | Miércoles, Abril 13, 2022 |
Con historial de maltrato animal, denuncias por robos y falta de condiciones para albergar las especies, así abrió el Zoológico de Veracruz

Las puertas del zoológico “Miguel Ángel de Quevedo”, en la ciudad de Veracruz, se reabrieron al público después de dos años de suspender actividades por la pandemia de la covid-19; pero, al mismo tiempo, revivió el debate entre ambientalistas que consideran que el lugar no cuenta con las condiciones adecuadas para albergar a algunas especies.

El historial oscuro que carga desde hace años, con las quejas de ciudadanos sobre el cuidado de los animales y la muerte de las especies, se encuentra en el pasado inmediato del recinto, afirman activistas sobre la reapertura.

“Es ilegal el acto que se está haciendo. A partir del 2017 para la fecha la Ley de Vida Silvestre a nivel estatal en sus artículos 38, 39 y 40 maneja la supresión de los zoológicos, para que estos avancen en su normativa a santuarios”, asegura el ambientalista y presidente de la Asociación Veracruzana para la Concientización Ambiental A.C., José González Martínez.

Zoológico de Veracruz, monumento al maltrato animal: activista
Más del tema...
Zoológico de Veracruz, monumento al maltrato animal: activista

El ambientalista señala que el zoológico de Veracruz no cuenta con el espacio suficiente, pues la mayoría de los animales se encuentran hacinados en áreas reducidas, por lo que solo debería ser destinado para la rehabilitación de los ejemplares, para después trasladarlos a un lugar mejor.

De acuerdo con el Artículo 39 Bis de la Ley de Vida Silvestre, después de que una especie sea resguardada y rehabilitada tendrá que ser regresada a su hábitat natural, si fuera posible, o trasladada a Santuarios foráneos más adecuados para su especie, o su estancia definitiva por el resto de su vida.

También agrega que, los Santuarios tendrán como norma inamovible, la no alteración de la biología de los animales, el trato ético y el tratamiento etológico, médico y de habitación, acorde a la especie y estado psicofísico de cada animal.

Esta misma Ley prohíbe cualquier actividad comercial o de explotación, una contradicción en la que cae el zoológico “Miguel Ángel de Quevedo”, de acuerdo con José González, ya que se cobra 25 pesos por el acceso para el mantenimiento del lugar y las especies.

Jarochos limpian zoológico de Veracruz, tras exhibir abandono
Más del tema...
Jarochos limpian zoológico de Veracruz, tras exhibir abandono

Otro de los puntos que menciona es que algunas especies como la tigresa, el lobo y la llama no están en el ambiente adecuado para vivir, por lo que los ejemplares que ahí habitan deben ser reubicados dependiendo su tipo de hábitat, como lo dice la normativa.

“Deben de ser reubicados de manera inmediata, debido a que están sufriendo un maltrato animal por la cuestión del hacinamiento de que no es una temperatura agradable que tienen en el puerto a lo que están acostumbrados”, dijo.

Zoológico debería ser ocupado para el cuidado de especies locales

Sergio Armando González, presidente de la agrupación civil Earth Mission, dedicada a la protección y conservación de la vida silvestre, coincidió con que el zoológico no cuenta con las instalaciones adecuadas.

“No hubo ninguna remodelación como tal, no hubo una ampliación de los habitáculos, la tigresa que está ahí, está en los mismos habitáculos donde estuvo el león y los demás felinos que se llevaron a un santuario”, dijo Sergio González.

Añadió que estos lugares deberían ser utilizados solo para la rehabilitación de los animales que son rescatados y, también, darle espacio a las especies nativas de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, como lo son los osos hormigueros y tlacuaches, desplazados por el crecimiento de la mancha urbana.

Señaló que los zoológicos deben de ser convertidos en santuarios para las especies que ya no pueden ser trasladas a la vida silvestre; sin embargo, el “Parque Viveros”, como se le conoce entre los jarochos, no cuenta con esas características.

“No podemos decir que desaparezcan los zoológicos, lo que debe de hacerse es regularse; el objeto y fin último de los zoológicos, que no sea el espectáculo y exhibición el fin último, sino la conservación. Les conviene económicamente convertirse en un refugió y un espacio de divulgación de nuestra fauna local, pero siguen queriendo albergar fauna exótica”, comentó.

Historial oscuro

El zoológico “Miguel Ángel de Quevedo” fue abierto al público el 11 de abril, la alcaldesa Patricia Lobeira señaló que después de la rehabilitación que se llevó a cabo, este espacio sería uno de los principales atractivos para turistas y locales.

La entrada sería de 15 pesos para los niños y 25 para adultos, de lunes a domingo, en un horario de 9 de la mañana a 6 de la tarde.

El proyecto de rehabilitación es de dos etapas; la primera era el mantenimiento de las áreas públicas y el segundo será el de la laguna que se encuentra dentro y el mirador.

De acuerdo con el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), en este 2022 se hicieron trabajos de mantenimiento que representaron un total de 4 millones 300 mil pesos en la rehabilitación de la barda y del parque público.

Mientras que en la administración de Fernando Yunes Márquez, se invirtió 2 millones 79 mil 962 pesos en el año 2019, los años siguientes no se registra presupuesto a este recinto.

La restauración del zoológico fue una propuesta de campaña inconclusa de Yunes Márquez, el exalcalde también aseguró que este era un espacio que no era redituable para el Ayuntamiento debido a los gastos que generaba.

A inicios de la pandemia de la covid-19, cerró sus puertas debido a las medidas de prevención y el aislamiento social que recomendó la Secretaría de Salud.

Ese mismo año, José González exhibió las condiciones en la que se encontraba el zoológico Miguel Ángel de Quevedo, por medio de redes sociales se hicieron virales las fotografías de una llama con heridas.

El activista presentó la denuncia con número de folio 3004935 ante la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa).

Más tarde la Asociación de Zoológicos de México (AZCARM) hizo un llamado al Gobierno de Veracruz y a la Profepa para que tomara acciones con respecto al zoológico.

A esto se le sumó el reporte de bajas de especies que se encontraban resguardadas en el lugar.

José González señaló que las especies con las que contaba el zoológico cuando inició la administración de Fernando Yunes Márquez eran 400 ejemplares de vida silvestre, dos años después hubo muertes de 77 especies.

De acuerdo a una solicitud que el equipo de E-Consulta Veracruz hizo, se detallaba que del 1 de enero del 2018 al 3 de diciembre del 2019 se reportaron 104 bajas de animales en el zoológico.

De las especies que se reportaron como bajas, en 77 se trató de muertes, 12 correspondían a fugas, 12 más se justificaron como especímenes liberados o por cambio de depositario instruido por la Semarnat y la Profepa. Además de tres robos que siguen sin ser aclarados.

Actualmente, están en exhibición 278 animales y planean que en un futuro pueda albergar más especies.

De todos estos daños que sufrieron los animales no hay ningún responsable, mientras que los activistas señalan que lo mejor es trasladar a las especies a lugares más acordes con sus necesidades.

ch

También puedes leer contenido acerca de...

Visitas: 678