Xalapa

Ismael, carpintero que perdió todas sus herramientas por fuga de CMAS

Ismael, carpintero que perdió todas sus herramientas por fuga de CMAS
Por Carlos Caiceros | Martes, Junio 28, 2022 |
El hombre relata que, antes de la catástrofe, la Comisión no atendió el reporte de una fuga en la calle Oyamel de la colonia Ejidal

Xalapa, Ver.- El carpintero Ismael Castillo Jiménez perdió todas sus herramientas de trabajo luego de que una tubería de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) de Xalapa, en el sector del Cerro del Estropajo, reventó e inundó su casa.

El hombre relata que, antes de la catástrofe, la Comisión no atendió el reporte de una fuga en la calle Oyamel de la colonia Ejidal. Incluso tras la rotura de la tubería, el organismo tuvo a vecinos de 6 viviendas entre el lodo sin brindar ayuda durante 3 días.

“Nada más vinieron y cerraron, hasta el tercer día vinieron a componer, a quitar el tramo que se rompió. Esa fuga ya venía con tiempo”, recriminó.

Y debido a que la vivienda está en los límites de Xalapa y San Andrés Tlalnelhuayocan, ambos municipios se deslindan mutuamente de ayudar a los afectados, aunque Ismael reconoció que las autoridades de la última demarcación son las que más ha apoyado pese a que el tubo que causó todo es de Xalapa.

Pese a desastres, 70% de municipios incumplen con Atlas de Riesgo: PC
Más del tema...
Pese a desastres, 70% de municipios incumplen con Atlas de Riesgo: PC

PERDÍ MI SUSTENTO

En entrevista, Ismael destaca que, si bien no hubo pérdidas humanas, su familia se llevó el susto de su vida, pues el lodo que acarreó consigo el deslave trancó por fuera su vivienda y quedaron atrapados.

imagen placeholder

“Tuve que quebrar un vidrio para salirme por ahí y poder empezar a sacar lodo y sacar a mi esposa”, relata.
Municipios de Veracruz, sin atlas de riesgo en temporada de lluvias
Más del tema...
Municipios de Veracruz, sin atlas de riesgo en temporada de lluvias

Señaló que la Comisión de Agua no dio el mantenimiento adecuado a la tubería, de ahí que ante el temor de que pudiera presentarse nuevamente un evento de este tipo han solicitado que se revise la totalidad de las instalaciones que pasan en la colonia y de ser necesario se sustituya el PVC por tubería metálica.

Sin embargo, se ha encontrado con la negativa de los trabajadores, quienes señalan en primer lugar que cambiar las tuberías resultaría costoso para la institución y, por otro lado, que no hay forma de garantizar que no pueda ocurrir de nuevo, por eventos naturales como sismos o nuevos deslaves.

Señaló que los vecinos tienen un dictamen de Protección Civil que señala que la solución es hacer repisas en el cerro y reforestar, sin embargo, destaca que no es del todo recomendable porque implicaría también retirar algunos árboles que, hasta el momento, han impedido deslaves mayores.

imagen placeholder

“Un biólogo nos dijo que el cerro está fracturado, que hay probabilidades de que venga de aquel lado y nos deje enterradas cuatro o seis casas de la parte de aquel lado”, alertó.

Pese a que los habitantes del sector han dado vueltas con este dictamen por diversas dependencias para buscar soluciones, a la fecha no les han dado soluciones que garanticen que su vida está protegida.

El deslave también afectó su vida laboral. Debido a que el lodo se llevó sus herramientas de carpintería, el hombre no puede trabajar y debe reiniciar de cero.

Junto con su familia siguen limpiando el lodo que quedó en la vivienda que han habitado por 30 años en esta colonia regular en la que pagan los impuestos municipales en San Andrés Tlalnelhuayocan.

“Estamos considerando de 25 a 30 mil pesos de lo que fue afectado; fue mi lavadora, la puerta también me la forzó. Con mi hermano también, fue su puerta y la malla. Un vecino perdió su carro porque el agua entró con el lodo, los muebles están húmedos”, lamentó.

La esposa de Ismael también recuerda aquel 8 de junio como uno de los días más impactantes que vivió.

María Hernández recuerda que ni siquiera estaba lloviendo cuando la tubería reventó y arrastró toneladas de lodo a su vivienda, donde estaba habilitado el taller de su esposo, que fue determinado como pérdida total.

Relata que, a tres semanas de los hechos, sus familiares continúan haciendo las gestiones para que las autoridades respondan, aunque al momento no se sabe si habrá reparación integral de la calle y si sus herramientas podrían ser repuestas.

COLONIAS DE RIESGO

Sobre el evento, el regidor capitalino, Diego David Florescano, sostuvo que la administración actual tiene identificadas 94 colonias en riesgo por deslizamientos y 86 en riesgo por inundaciones.

En entrevista, indicó que la administración municipal ya tiene instalado el consejo municipal de Protección Civil para estar preparados ante las eventualidades que pudieran presentarse en esta época de lluvias.

imagen placeholder

Al respecto, recomendó que independientemente del monitoreo oficial, debe ser la ciudadanía la que alerte de las zonas que vayan presentando algún grado de riesgo.

Detalló que se han habilitado nueve inmuebles que servirán como refugios temporales, aunque hasta el momento no se han utilizado.

Sostuvo que, para el caso de la colonia Ejidal, hay causas fortuitas que no pueden prevenirse “pero lo más importante es que nos informen” y que existe disposición de la administración actual para prestar el auxilio a la población que así lo solicite.

“Las puertas del ayuntamiento están abiertas. El alcalde recibe todas las demandas. Todo lo que podamos hacer dentro del marco legal que se nos permita, lo hacemos con muchísimo gusto y es nuestra responsabilidad además”, señaló.

De acuerdo con la información, el Atlas de Riesgo de la capital del Estado evidencia que hay 180 colonias en algún grado de riesgo por afectaciones que traerían las lluvias, es decir, inundaciones y deslaves.

Las colonias que menciona son en realidad asentamientos irregulares que ponen en peligro a quienes ahí habitan, sobre todo entre los meses de junio a octubre, que son cuando llueve con gran intensidad.

El Atlas de riesgo incluye precisiones sobre las zonas más peligrosas, siendo estas la oeste y norte de la capital.

En concreto, se indica que son 94 colonias con mayor riesgo de deslaves, mientras que por inundaciones suman 86 sectores poblacionales.

Las zonas urbanas detectadas con mayores problemas de deslizamientos de tierra son entre otras, las colonias Loma Bonita, Veracruz, Antorchista, Represillas, Lagunilla, El Porvenir, Luis Donaldo Colosio, El Olmo, El Haya, Coapexpan, Loma Bonita, Nuevo Xalapa, Xalapa 2000 y otras.

imagen placeholder

En tanto que las áreas más propensas a inundaciones son Lomas del Sumidero, Predio de la Virgen, Veracruz, Manantiales, Lomas Verdes, Constituyentes, Sumidero, El Cafetal, El Peñascal, Jardines de Xalapa, Lagunilla, Rafael Lucio, del Moral, Campo de Tiro, Progreso, entre otras.

Ya desde el 2017 el Instituto de Ecología (INECOL) advertía que la topografía de Xalapa y su Zona Metropolitana, al ser accidentada con un relieve irregular, de fuertes pendientes y barrancas profundas constituye un ejemplo de los desafíos de la relación entre la ingeniería civil y el entorno natural.

En el caso de los asentamientos irregulares, agrega, la construcción de la exposición social a la vulnerabilidad implica en esta lógica el uso de terrenos de menor costo mercantil.

El INECOL explica que cuando esto ocurre, la población de escasos recursos paga aparentemente un bajo costo para obtener su vivienda a expensas de correr el riesgo de perder su precario patrimonio y en ocasiones hasta la vida, además de la imposibilidad de proveerles servicios e infraestructura en condiciones económicamente competitivas.

“Se tienen datos que permiten estimar que la urbanización en un suelo poco apto acaba costando 2 o 3 veces más que lo normal y los costos de la edificación pueden aumentar hasta en un 50 por ciento”, destaca el análisis “Exposición al riesgo de los asentamientos irregulares en Xalapa”, publicado aquel año.

La institución expone que el resultado es que los habitantes de ocupación irregular padecen constantes amenazas ambientales como deslizamientos, derrumbes y deslaves en las partes altas e inundaciones en las partes bajas.

En el desarrollo urbano ocurre que las zonas de mayor riesgo son usualmente algunas de las colonias de la periferia donde los habitantes construyeron sus casas en laderas de cerros, terrazas rivereñas o francas llanuras de inundación de ríos o arroyos y muchas de ellas son irregulares.

De las colonias con mayor riesgo de afectación, tanto el Atlas de Riesgo de Protección Civil como el INECOL, hay coincidencias: las colonias Veracruz y Luis Donaldo Colosio.

fp

También puedes leer contenido acerca de...

Visitas: 537