Veracruz

Entre enfermedades y pobreza, sobreviven extrabajadores portuarios

Entre enfermedades y pobreza, sobreviven extrabajadores portuarios
Por Inés Tabal G. | Martes, Agosto 9, 2022 |
Los extrabajadores sufrieron de la requisa del puerto de Veracruz

Raymundo Belleza Islas, carga un letrero en el que se lee: devuélvanos nuestras cuentas y edificios. El extrabajador portuario acomoda su pierna en un cojín que colocó arriba de su silla de ruedas, hace un año le amputaron los tres dedos del pie izquierdo debido a la diabetes que padece.

Su discapacidad no impidió que esta mañana del 9 de agosto del 2022, llegara con su esposa y otros 20 extrabajadores del puerto de Veracruz para manifestarse afuera del edificio del Servicio de Administración Tributaria (SAT), ubicado en la calle Ignacio López Rayón entre Valentín Gómez Farías y 16 de septiembre, de la zona centro de la ciudad.

Desde hace 31 años, 5 mil trabajadores exigen el pago de sus pensiones y las indemnizaciones por los despidos que sufrieron durante la requisa del puerto de Veracruz, que ocurrió en el año 1991 por órdenes del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.

“Cuando nos sacaron del puerto nos quitaron nuestras fuentes de trabajo. Desde 1991 hasta ahora estoy en la lucha, todos lo estamos, porque desde entonces hemos vivido en la pobreza”, dice el hombre de 61 años.
Robos en Centro Histórico de Veracruz asfixian a comerciantes
Más del tema...
Robos en Centro Histórico de Veracruz asfixian a comerciantes

Raymundo fue la tercera generación de su familia y la última que trabajó dentro del puerto de Veracruz, su abuelo y padre fueron carretilleros y maniobristas. A los 15 años comenzó a trabajar como carretillero, pero después de su despido asegura que él y su familia pasaron pobreza, hambre e incertidumbre.

Tras la requisa trabajó como cargador en empresas de mudanzas; sin embargo, poco a poco su salud se deterioró y hace 15 años lo diagnosticaron con diabetes, lo que complicó más su situación económica.

Ahora sobrevive gracias al apoyo de su hija y de la cooperación que sus compañeros hacen para pagar sus medicamentos, también su esposa tuvo que buscar empleo para cubrir sus gastos.

“Tengo diabetes, tengo una valvular tapada en el corazón, me cortaron tres dedos del pie. Los lunes, miércoles y viernes son consultas con el cirujano particular, he pagado 600 pesos, imagínate somos pobres y todavía con esto”, expresa.
“Escuchan los precios y se van”: abarrotero de Veracruz por inflación
Más del tema...
“Escuchan los precios y se van”: abarrotero de Veracruz por inflación

Además de esas complicaciones, otro de los problemas que padece es la pérdida de la vista, lo que lo mantiene imposibilitado para buscar un trabajo. Actualmente vive en la casa de su hija, pues su hogar no cuenta con las condiciones adecuadas para vivir.

Por la falta de mantenimiento el techo de su vivienda se cayó, durante un par de meses sufrieron las inclemencias de las lluvias, hasta que su hija adquirió una casa y pudo llevárselos a vivir con ella.

“Yo me pongo a trabajar, me voy a limpiar casas o cuido a personas que están enfermas”, dice su esposa Concepción Calderón.

En esta situación se encuentran cerca de 3 mil trabajadores portuarios, mientras que otros 2 mil murieron en la pobreza y sin tener una pensión digna que los ayudara a mantenerse.

HAY AVANCES, PERO SEGUIMOS SIN IN DEMNIZACIÓN

Los extrabajadores portuarios se manifestaron esta mañana y bloquearon el ingreso a las instalaciones del SAT; además, obstruyeron calles aledañas como 16 de Septiembre, López Rayón, Gómez Farías y parte de Víctimas del 5 de Julio.

También, se dirigieron a las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que se encuentra en avenida Lafragua del fraccionamiento Reforma.

De acuerdo con Alejandro Pulido Cueto, representante legal del Sindicato de Maniobristas, Carretilleros, Cargadores, Abridores y Conexos de la Zona Marítima y del Comercio de la Ciudad y Puerto de Veracruz, los avances que tienen hasta el momento son en materia jurídica.

Se les ha dado la razón en procesos legales que incluyen amparos y juicio de nulidad del Decreto de requisa del Puerto de Veracruz; además, el gobierno federal les restituyó el título de concesión para la operación en instalaciones del puerto.

Sin embargo, afirman que está pendiente por cubrir los pagos de indemnizaciones y pensiones que no se cubrieron después de la requisa.

“Las pruebas ya las tienen todas las secretarías, tenemos acuse de recibo, los tribunales también, lo único que estamos esperando es que el presidente dé la orden de que nos paguen. Estamos avanzando, pero muy lentamente. Nuestros compañeros están muriendo, son personas que han estado sufriendo durante 31 años, en pobreza extrema, sin atención médicas ni pensiones”, agrega.

El bloqueo en ambos puntos será por tiempo indefinido, hasta que tengan una respuesta favorable a su causa. Pulido Cueto, menciona que, pese a que su caso ya llegó en tres ocasiones a la mañanera y prometieron ayudarlos, siguen sin ver avances significativos en el tema de su indemnización.

Actualmente, son 800 extrabajadores portuarios quienes se mantienen en la lucha y que se están manifestando mediante el bloqueo de calles de la ciudad de Veracruz, la mayoría de ellos, como Raymundo, son personas de la tercera edad, enfermos y que siguen en resistencia.

ys

También puedes leer contenido acerca de...

Visitas: 293