Opinión

El berrinche de Loret

Lunes, Febrero 14, 2022
Leer más sobre Darío Suárez
El berrinche de Loret

El pasado 27 de enero de este año el periodista Carlos Loret de Mola evidenció a través de su programa, en Latinus, información muy sensible referente al hijo mayor del Presidente Andrés Manuel López Obrador, José Ramón López Beltrán, por un supuesto conflicto de interés relacionado con la renta de una mansión en Texas, propiedad de un alto directivo de Baker Hughes, quien supuestamente tiene contratos con Petróleos mexicanos por 150 millones de dólares.

Dentro de la información presentada por Loret de Mola (Latinus) y Mexicanos Contra la Corrupción (MCCI) se presenta un historial de vida de López Beltrán y su pareja, Carolyn Adams, con quien renta esta propiedad, según versión del comunicador, valuada en un millón de dólares o 20 millones de pesos. Aunado a ello, se revela que antes de ocupar esta mansión, la pareja ya había habitado una previamente en Conroe, Texas, además de poseer una camioneta Mercedes Benz, con un costo de 1.4 millones de pesos.

El argumento es que en reiteradas ocasiones el mandatario mexicano ha sido muy enfático en la austeridad que se debe vivir en el gobierno y el uso responsable de los recursos públicos. En este sentido, Carlos Loret de Mola presenta esta información para tratar de evidenciar que, en contraste con lo que se predica desde Palacio Nacional, la verdad no es esa y que es el propio hijo del presidente con su vida de “lujos y excesos” quien desenmascara esta “realidad”.

Pero, ¿cuál es el verdadero trasfondo de los constantes ataques del periodista contra el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador?

En primera instancia, con este berrinche, Carlos Loret de Mola se está quitando la espinita que tenía clavada desde que el Presidente evidenció en el año 2021 la falsedad de su información en el caso de Florence Cassez, que ocurrió en 2005, el cual fue grabado después de la detención de la ciudadana francesa acusada de secuestro, y que tiempo después obtuvo su libertad, simplemente para engañar a la audiencia y elevar el rating de su casa televisora, en aquel entonces, Televisa. Sin embargo, más tarde él mismo lo desmintió a través de su programa “Primero noticias” en cadena nacional, y asumió que se trató de un montaje.

Así mismo, dentro de los directivos de la plataforma Mexicanos Contra la Corrupción se encuentra el empresario Claudio X. González, eterno rival del mandatario, debido a la constante crítica por parte de López Obrador hacia su inexplicable enriquecimiento y el poder político y económico que ha mantenido durante los gobiernos anteriores, a quienes ha señalado de excesivo “neoliberalismo”.

En este sentido, han sido varios los desencuentros entre ambos personajes, con AMLO, lo cual supone son estos los motivos por los cuales se ha emprendido una campaña de desprestigio al puro estilo de la vieja política. El punto es que, el caso de la mansión en Estados Unidos, es un simple remedo del muy sonado show de la “Casa Blanca” de Angélica Rivera, esposa del entonces Presidente Enrique Peña Nieto, con la diferencia de que en aquella ocasión la misma actriz expresó una disculpa pública por tal caso, devolvió la propiedad y desapareció de los reflectores, con lo cual asumió su responsabilidad. 

En lo que respecta al Presidente, se limitó a hacer uso de su libertad de expresión durante la mañanera, para externar su comentario referente a tal situación, en la que se involucra a su hijo, y externar su percepción y preocupación sobre el ejercicio periodístico de Loret de Mola, ya que como se hizo mención con anterioridad, su trabajo ha dejado mucho que desear en distintos momentos de su vida periodística, cabe recordar también el invento de la niña Frida Sofia que se encontraba atrapada entre los escombros en el terremoto de 2017, la cual nunca existió.

Ahora resulta que Carlos Loret de Mola, en una investigación que deja mucho que desear, sí se da cuenta de una situación de tráfico de influencias y conflicto de interés, pero no del montaje en 2005 y 2017 preparado para engañar a los mexicanos tratando de desvirtuar la atención sobre acontecimientos de interés público que imperaban en el país y los cuales no podían acaparar la agenda nacional.

Pero esta situación no termina aquí, y dará mucho más de que hablar, ya que antes del cierre de esta columna, el propio hijo del Presidente, José Ramón López Beltrán, publicó su primera respuesta respecto al tema en twitter, en la cual explica que desde 2018 ejerce su profesión como abogado y que desde el año 2020 trabaja como asesor legal de desarrollo para una empresa en Houston, se desempeña en la iniciativa privada y que no tiene injerencia alguna en el gobierno de México, exigiendo respeto a su vida personal y la de su familia. ¡Habrá que verse!

Es cuanto.

Vistas: 193

Loadind...