Opinión

LA PRIMAVERA DEL 22

Domingo, Marzo 20, 2022
Leer más sobre Gabriel Reyes Cardoso
LA PRIMAVERA DEL 22

La primavera comenzó y con ella la ilusión, solo la ilusión, de que todo cambiará.  Del frío y el confinamiento pasamos a la suave calidez de un sol, menos timorato, que invita a salir, a compartir, a liberarnos.

Hace falta esta primavera, luego de dos que, no desearemos recordar nunca. En esas dos,  Tragedia, dolor, miedo, pánico, impotencia, los males, todos se juntaron y actuaron en contra de la humanidad.  Y Han dejado huellas imborrables.

Pero también han dado aprendizajes, de esos que los maestros en la escuela llaman ¨significativos,¨ esos que durarán toda la vida y moldearán todas las próximas conductas, individuales y colectivas.

Hay que aprender, también, a utilizarlos en nuestro favor. A la vez, hay que olvidar esa vieja consigna de ¨recuperar, el tiempo perdido,¨ porque ese ya se fue y como resultó negativo, no deberíamos pedir regresara.   Hasta los dichos populares, muchos, habrá que cambiarlos.

Quiero pensar que esta pandemia, lo cambió, todo. Será mejor hablar, de un antes y un después, pero jamás de un regresar atrás.

El virus se quedó a vivir con nosotros,  hasta varios hijos ha procreado con nuestro hospedaje.   En su corta estancia, aprendió a cambiar en su propia naturaleza, para adaptarse y persistir.

 

Los humanos debemos hacer lo mismo.

Que deberíamos transformar?  esa es una pregunta muy importante, aunque, difícil de contestar con una sola palabra.   Yo creo que deberíamos decir, transformar todo. Pero eso es harto difícil, una ilusión dirán algunos, una utopia.

Yo creo que podemos transformar todo, comenzando por uno mismo.  Transformar al animal más inteligente de la creación, el más peligroso por eso mismo, perverso por  razón de subsistencia , cínico por seducción para su  conveniencia, falso por persuasión para su  convivencia, no es fácil.  Y sin embargo, un casi invisible virus, lo está sugiriendo.

Debemos decidir y confiar en nuestra necesidad y derecho a vivir.  Recordar que, aún con elevados costos y riesgos, nuestros patriarcas lo han ido haciendo y que nosotros, por esa herencia, lo podremos hacer y mejor.

La historia nos confirma que no se ha registrado ni  un día en que la humanidad no enfrentara enemigos mortales.  En el futuro no lo habrá.  La ciencia nos ayuda y multiplica nuestras capacidades de respuesta, nuestro pensamiento, es, cada día, más útil, para asegurarnos vivos, y  también ha refinado procesos, respuestas y capacidades.

Tendríamos todo, como lo dice el libro del Génesis. Porque e n los dos primeros días de la creación existieron los requisitos para la vida,  los animales, el sol, el cielo y el agua, en el tercero la humanidad, para aprovecharlos y en el quinto y el sexto día, los límites, luz y oscuridad,  y las aves y peces para entender lo que es la libertad.

Aprovechemos las capacidades creadas y sin temor salgamos del confinamiento, enfrentemos la realidad, y con inteligencia y valor, aprendamos, las lecciones de estos 24 meses, que no terminan la pandemia, pero que debemos, con firmeza, cortar en nuestra historia, para que comience ese ¨después,¨ de la pandemia que tanto nos hace falta.

 

Eso es lo que, propongo, debería significar la primavera, en este 2022, un nuevo concepto de libertad y responsabilidad.

 

Puede ser una imagen de texto que dice "+ OPINIÓN E-Consulta Veracruz"

 

 

 

 

 

 

 

FP

Vistas: 220

Loadind...