Opinión

¡Uy qué miedo!

Martes, Julio 26, 2022
Leer más sobre Darío Suárez
¡Uy qué miedo!

Tal parece que la política mexicana siempre nos dará mucho de qué hablar y más ante un personaje tan lleno de carisma y excentricidad como el propio presidente Andrés Manuel López Obrador. En este caso, y haciendo referencia precisamente a AMLO, se debe a la respuesta que dio en su mañanera sobre los acontecimientos respecto al posicionamiento de Estados Unidos y Canadá sobre las consultas que se deben realizar dentro del T-MEC ante la política energética de la presente administración.

¡Uy qué miedo! Fue la respuesta que el presidente, reproduciendo en su mañanera una canción de su paisano “Chico Che”, dio ante el posicionamiento de los países norteamericanos. Este acto fue muy criticado por la oposición, ya que se trata de una reacción muy seria por parte de nuestros principales socios comerciales; sin embargo, el contexto es diferente, y fue el propio Andrés Manuel quien explicó posteriormente que no era una respuesta a ambas naciones, sino principalmente hacia sus críticos y principales opositores quienes ya se afilaban las uñas para que a México le fuera peor también en este tema.

Por otro lado, ¡Uy qué miedo! continua dando la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, quien en su programa “Martes del Jaguar” ha exhibido audios sobre Alito Moreno, y ahora amenaza con hacerlo sobre Marko Cortés, dirigentes nacionales del PRI y el PAN, respectivamente. La ahora llamada sección “Lord brother”, se dará independientemente de que ya se ha iniciado un proceso legal en su contra por parte de la oposición y después del escándalo por la supuesta existencia de imágenes explicitas de diputadas del partido tricolor enviadas a su dirigente nacional.

¡Uy qué miedo! también, en el ámbito local, ante la detención en Oaxaca del exfiscal de Veracruz durante la administración del panista Miguel Ángel Yunes Linares, Jorge Winckler, quien se encontraba prófugo desde hace tres años, luego de que el Congreso de Veracruz le quitara el fuero constitucional y lo hubiese removido temporalmente del cargo.

Es necesario señalar, que si de Karma se trata, a Winckler le ha llegado, ya que precisamente en el 2018 fue él mismo quien también mandó a prisión a Luis Ángel Bravo Contreras, luego de haberlo relevado en el cargo, siendo éste el último fiscal en la administración de Javier Duarte, y de quien estando prófugo se ofreció una recompensa de 5 millones de pesos por su captura. Bien lo dice el dicho: “Los carniceros de hoy serán las reses de mañana”.

Y en ese sentido, ¡Uy qué miedo! es el que debe existir en el panismo veracruzano, y más en el equipo político de los Yunes, debido a que Jorge Winckler, como titular de la fiscalía, era la mano ejecutora de todas las acciones, justas o injustas, realizadas durante ese bienio, solo por señalar algunas: la detención del exsecretario de Seguridad Pública estatal en la administración duartista, Arturo Bermúdez Zurita, y del gobernador interino, después de haber huido Javier Duarte, Flavino Ríos Alvarado, precisamente por haber facilitado el helicóptero para que el exmandatario pudiera huir a Guatemala, donde posteriormente fue capturado.

Así de picantes están las cosas en nuestro país, y en la entidad veracruzana, es mucha la tensión política que se siente en todos los rincones y en todos los equipos, ya que cada vez se acerca más el proceso electoral de 2024 en el que se definirá la presidencia de la república y cada movimiento en el tablero de ajedrez es pieza clave, así es que no hay que cerrar los ojos ni un momento porque esto se va poniendo cada vez peor.

De la inflación, mejor ni hablemos ¡Uy qué miedo!

Es cuanto.

Vistas: 75

Loadind...